Entradas

,

Tarta Volcano Nevado | ¡Vicio Crudivegano!

Un vicio!! un vicio!!! Esta tarta es un vicio oiga!! Doy gracias a Dios por esta inspiración jejeje De verdad, esta Tarta, a la que he llamado Volcano Nevado, es tan deliciosa como llamativo es su color, os lo aseguro 😉

Además de ser nutritiva y saludable como ninguna tarta en el mundo, es rápida y fácil de hacer, así que no tenéis escusa para no poneros manos a la masa! 😉 Y es que la remolacha es un vegetal muy pero que muy bueno para nuestra salud, y sino leed lo que viene a continuación… 😀

Beneficios de la Remolacha

Un alimento muy saludable del que no deberíamos prescindir: es energética, muy aconsejada en casos de anemia, enfermedades de la sangre y convalecencia, debido a su alto contenido en hierro, también nos aporta vitaminas C y B, potasio y carotenos.

Siempre que sea posible, la remolacha debería comerse cruda para así aprovechar al máximo sus propiedades y beneficios.

Potente anticancerígeno

La remolacha destacar por ser un potente anticancerígeno, virtud que deriva de su riqueza en flavonoides, principalmente por el pigmento rojo betanina.

Se ha demostrado que la ingestión de esta planta inhibe y previene la aparición o el crecimiento de tumores cancerígenos.

Para mantenerse joven

También es un vegetal con propiedades anti-envejecimiento o, ‘anti-aging‘ como se decía ahora. Esta propiedad viene aportada por la presencia de los antioxidantes y el ácido fólico, que resulta idea para prevenir enfermedades del corazón y para la producción de glóbulos rojos.

Reduce la presión arterial en personas que padecen de hipertensión, gracias también a su contenido en flavonoides, antioxidantes, ácido fólico y óxido nítrico que actúa de vasodilatador y mejora la circulación y la salud del corazón.

Ayuda extra para nuestro hígado

El hígado necesita antioxidantes para llevar a cabo su proceso de desintoxicación, la remolacha, gracias a su contenido en antioxidantes, ayuda al hígado en su función depurativa, hecho que lo hace interesante para que sea consumido por enfermos de hígado y en procesos de dietas para limpiarlo.

Para el cabello y la piel

El ácido fólico también es una vitamina muy interesante para el cabello porque interviene en la creación del aminoácido metionina, cuya existencia es necesaria para la buena salud del cabello, las uñas y la piel.

El consumo de remolacha hace que nuestra piel tenga un aspecto más joven y más sano, gracias también a su aporte en silicio, que mantiene la buena salud de nuestros huesos y arterias.

Para la anemia

La ingesta de este vegetal es muy interesante para la producción de hemoglobina, ya que su aporte en hierro y vitamina C la hace ser uno de los alimentos antianémicos más populares. Es también adecuada en la presencia de enfermedades como la leucemia, en mujeres embarazadas o con menstruaciones abundantes o en transfusiones recientes.

Contra el estreñimiento

La remolacha resulta muy digestiva e incluso ayuda a asimilar el resto de alimentos, ya que su riqueza en rubidio incrementa los jugos gástricos. Gracias a que es rica en fibra, limpia los intestinos y combate el estreñimiento.

Además , tiene un efecto prebiótico que ayuda a mejorar la flora intestinal, por eso se recomiendo en enfermedades intestinales como Crohn, colitis ulcerosa, colon irritable, etc.

Para deportistas

Por su riqueza en hidratos de carbono, es un alimento enérgico, con calorías fácilmente asimilables. Muchos deportistas aprovechas sus propiedades antioxidantes, energéticas y vasodilatadoras para aumentar su rendimiento físico.


Tarta Red Velvet

Tipo de receta: Postres y dulces
Tiempo de preparación: 40 mins. | Tiempo de refrigeración: 2 h.
Ración: 2-3 personas

Ingredientes:

  • 120 g de pulpa de Remolacha
  • 180 g de Almendras
  • Ralladura de 1 Limón
  • Zumo de 1/2 Limón
  • 6 C de Zumo de Remolacha
  • 100 g de Manteca de Coco derretida
  • 1 C de Aceite de Coco
  • Coco rallado (para la cobertura)
  • 2 Dátiles
  • 2 C de Agua

Tarta Volcano Nevado

Pasos:

  1. Primero picaremos las almendras hasta obtener harina y la reservaremos en un bol.
  2. Pelaremos la remolacha y la pasaremos por el extractor de zumos para obtener la pulpa, en caso de que no tengáis uno podéis rallarla, si la ralláis no hará falta que añadáis las cucharadas de zumo de remolacha.
  3. Mezclaremos la harina de almendras con la pulpa de remolacha y le añadiremos la ralladura de limón y el zumo de limón.
  4. Derretiremos la manteca de coco al baño maría, si a vuestra manteca de coco le cuesta derretirse le podéis añadir 1 cucharada de aceite de coco. Una vez derretida la añadiremos a la masa mezclándola muy bien por todo.
  5. Una vez tenemos la masa bien homogénea, pondremos una primera capa en un molde para tartas, acordaros de poner papel vegetal antes para evitar que se pegue en la base del molde! Para esta primera capa haremos unas paredes por todo el diámetro del molde de un centímetro de grosor aproximadamente y de un par de dedos de alto.
  6. Ahora batiremos los dátiles con el agua para obtener la “lava” de nuestro volcano! 😀 Una vez la tenemos, la añadiremos a la tarta repartiéndola por el hueco que hemos dejado con las paredes anteriores.
  7. Finalmente, añadiremos la masa restante para tapar la “lava” y decoraremos con el coco rallado por encima
  8. La dejaremos unas 2 horas en la nevera para que coja consistencia y è finita! A disfrutarla!

Que tengáis un buen inicio de semana chic@s! Nos vemos en la próxima recetilla 😉

,

Tarta Raw de Higos | Dulce Placer Crudi

Eii! Que no me he olvidado de vosotr@s 😛 He tenido problemas técnicos para poder realizar esta receta, básicamente es que no encontraba Higos frescos por ningun lado jejeje pero aquí está! Lo prometido es deuda 😉 Como anuncié el Domingo en mi cuenta de Instagram, hoy os traigo una Tarta Raw de Higos para chuparse los dedos! 😛 Me acuerdo el Verano pasado que fui a un pueblo de Extremadura con unos amigos, allí habían varias higueras donde podíamos coger todos los que quisieramos. Todavía me viene a la mente el placer de esas noches que ibamos allí a darnos un festín y ponernos como el ‘kiko’ de higos para cenar 😀 jejeje

Pero antes de nada, un poco de teoría no? Os comento algunos de los beneficios que nos aportan los Higos a nuestro cuerpo y mente:

figs-1122197_1920

Ayudan a reducir la presión arterial alta

Los higos están recomendados para controlar los niveles de presión arterial alta y reducir el riesgo cardiovascular gracias a su alto contenido de potasio.
El consumo excesivo de sal es una de las principales causas de presión arterial alta y los higos pueden ayudar a crear un equilibrio para evitar que esta se incremente.

Combaten la obesidad

Una de las mayores ventajas de los higos es que ayudan a reemplazar los postres y los antojos sin hacer demasiado esfuerzo, ya que contienen azúcares naturales que permiten calmar el deseo de dulce. Además, contienen fibra que facilita el proceso de digestión y también contribuye a la pérdida de peso.

Incrementan los niveles de energía

Las frutas que contienen azúcares naturales ayudan a incrementar los niveles de energía y mejoran el estado de ánimo. Los higos son una buena fuente de azúcares naturales y pueden dar ese impulso para empezar el día de la mejor manera posible.

Podrían ayudar a prevenir el cáncer

Su alto contenido de antioxidantes, vitaminas y minerales lo convierten en un alimento capaz de combatir la acción de los radicales libres y prevenir el cáncer. De acuerdo con investigaciones recientes, el consumo de higos podría ayudar a reducir el riesgo de padecer cáncer de mama y de colon.

Controlan los niveles de colesterol

Los higos contienen cantidades importantes de fibras solubles que son fácilmente absorbidas por el cuerpo. La más importante es la pectina, que contribuye a reducir los niveles de colesterol malo (LDL) en la sangre.

Protegen contra la degeneración macular

El consumo regular de higos previene la degeneración macular. Comer, por lo menos, de 2 a 3 porciones de higos al día puede reducir y combatir significativamente este problema que afecta especialmente a los adultos mayores de 60 años.

Reducen el riesgo de problemas cardiovasculares

Los higos contienen cantidades importantes de omega 3 y omega 6 que, junto con el potasio, permiten combatir diferentes problemas de salud relacionados con el sistema cardiovascular, como es el caso de la hipertensión arterial, riesgo de ataque cardíaco o problemas coronarios, entre otros.

Ayudan a prevenir la diabetes

A pesar de ser un alimento que contiene azúcares naturales, un reciente estudió demostró que las personas que consumen higos con regularidad tienden a tener niveles de azúcar en la sangre más controlados en comparación con quienes no los consumen.
En general reducen la necesidad de insulina, razón por la cual se recomienda para personas con diabetes.

Actúan como un laxante natural

Como ocurre con otras frutas, los higos ayudan a promover la buena digestión gracias a su contenido de fibra y suave efecto laxante. Además, las semillas naturales que contienen promueven la eliminación de toxinas acumuladas en el cuerpo.

Previenen la anemia

Por su aporte de hierro, los higos se han popularizado como un buen alimento para prevenir y reducir la anemia. El color profundo del fruto se debe en gran parte a su contenido de hierro, componente que es esencial en el tratamiento de esta enfermedad.

Reducen la inflamación

El higo también tiene propiedades antiinflamatorias que reducen dolores e inflamaciones en diferentes áreas del cuerpo. De igual manera podría ayudar a tratar las úlceras estomacales y, aplicado tópicamente, puede reducir inflamaciones cutáneas.


Tarta Raw de Higos

Tipo de receta: Postres y dulces
Tiempo de preparación: 40 mins | Tiempo de remojo: 8 h | Tiempo de congelado: 40 mins | Tiempo Total: 9 h 20 mins
Ración: 3-4 Personas

Ingredientes:
Para la base:

  • 150 g Almendras activadas
  • 5 Dátiles Medjool
  • 1 C Aceite de Coco
  • 1/2 c Anís

Para la mermelada:

  • 125 g Mermelada de Higos frescos (4-5 Higos)

Tarta Raw de Higos

Pasos:
Para la base:

  1. Primero de todo, deberemos activar las Almendras, para eso las dejaremos en remojo unas 8 h, yo las suelo dejar la noche antes, así no estoy pendiente de ello :p Una vez transcurrido ese tiempo, las escurriremos y las dejaremos secar un ratito al Sol.
  2. Mientras las Almendras se secan, podemos ir lavando y abriendo los Dátiles para quitarles el hueso. En esta receta yo he usado la variedad Medjool, que son grandes y muy jugosos. Si optarais por los de rama, deberíais usar casi el doble de lo que indica la receta, ya que son más pequeños y secos.
  3. Moleremos el Anís con un molinillo de café y lo reservaremos.
  4. Ahora añadiremos una Cucharada sopera de Aceite de Coco, en estado líquido. Notareis que estos días de calor, el Aceite de Coco está completamente líquido, así que no habrá que calentarlo. En invierno se suele solidificar debido a las bajas temperaturas con lo que tendríamos que calentarlo antes de añadirlo al resto de ingredientes.
  5. Una vez tengamos las Almendras secas y sin piel, añadiremos todos los ingredientes a una Picadora, Procesador de Alimentos o Robot de Cocina, lo que tengáis en casa, y lo mezclaremos hasta que veamos que queda una consistencia moldeable, vaya que podamos hacer bolitas de esa masa sin que se despedace 😀
  6. Repartiremos nuestra masa en el molde desmontable, yo suelo poner papel de horno por encima de la base para que luego al quitarlo me sea más fácil (Ginkgo Truco 😉 ). En este caso repartí bien la masa por todo el molde y después fui llevándola hacia los bordes para conseguir un hueco en el centro, estilo Tartaleta, que es donde más tarde echaremos la Mermelada de Higos, mmmmm! Una vez tengamos nuestra Base lista la reservaremos en el congelador mientras hacemos la Mermelada

Tarta Raw de Higos

Para la mermelada:

  1. Para hacer la Mermelada lavaremos previamente los Higos y les quitaremos el rabillo de arriba. Una vez tengamos los Higos listos, los añadiremos a una Batidora y voilà! Mermelada de Higos hecha, fácil verdad? 😀 Si no tenéis una batidora en casa, podéis machacar los Higos con vuestras manos, os llevará más tiempo pero seguro que os quedará mucho más buena ya que impregnareis de vuestra energía a la Mermelada 😉
  2. Una vez tengamos nuestra Mermelada hecha, sacaremos del congelador el molde y se la añadiremos en el centro, la repartiremos homogéneamente y volveremos a llevar la Tarta al congelador durante unos 30 minutos.
  3. Pasado ese tiempo, la Tarta ya habrá cogido consistencia y estará lista para servir. Bon appetit! 😉

Tarta Raw de Higos

Tarta Raw de Higos