Entradas

,

Empanada Mallorquina Vegana | Idóóó!

Eii! Que sigo aquí! He estado bastante liado con otros temas y he dejado el blog un poco de lado pero, este mes me he propuesto volver a retomarlo y subir recetas sin parar! 😀

Y sin más preámbulos, aquí os dejo una nueva que triunfó en el Mercat Ecológic de Caldes de Montbui que hicimos hace unos meses. Todas y cada una de las empanadas que llevé para vender volaron! Y además la gran mayoría de comentarios que me hacíais era que os encantaban, así que todavía mejor! 😀

Pues eso, que no me enrollo más, preparar las manos y a la masa! 😉


Empanada Mallorquina Vegana

Tipo de receta: Platos principales
Tiempo de preparación: 30 mins | Tiempo de horno: 45 mins | Tiempo Total: 1 h 15 min
Ración: 4-6 empanadas

Ingredientes:

Para la masa:

  • 300 g Harina de Espelta Integral Ecológica
  • 150 g Agua Mineral
  • 125 g Aceite de Oliva Virgen Extra 1ª Presión en frío
  • 1/2 c Sal del Himalaya o Sal Marina

Para el relleno:

  • 1 Cebolla
  • 75-100 g de Guisantes
  • 1 diente de Ajo
  • 1 C de Aceite de Oliva Virgen Extra 1ª Presión en frío
  • 1 c de Pimentón
  • 1 c de Pimienta molida
  • 1 c de Tomillo
  • 1 c de Sal del Himalaya o Sal Marina

Empanada Mallorquina Vegana

Pasos:

      1. Empezamos mezclando en un bol el Aceite, el Agua. Mezclar en otro bol la Harina con la Sal
      2. Agregar poco a poco la Harina a la mezcla líquida y remover hasta obtener una masa suave.
      3. Una vez tenemos nuestra bola de masa, la dejamos reposar mientras cortamos las verduras del relleno.
      4. Picamos el ajo y la cebolla, y lo mezclamos todo en un bol con los Guisantes, el Aceite, la Sal, la Pimienta, el Tomillo, el Pimentón y lo dejamos reposando.

Empanada Mallorquina Vegana

      1. Volvemos a la masa, donder haremos 2 bolitas, una más grande que la otra para hacer la base y la tapa de la empanada

Empanada Mallorquina Vegana

      1. Aplanar las bolitas con un rodillo y darle forma a la de la base tal como se ve en la imagen

Empanada Mallorquina Vegana

      1. Una vez tenemos la base, la rellenamos con las verduras que hemos preparado. La cantidad de relleno dependerá de como veáis la masa, si es muy gruesa podréis ponerle más relleno, si ocurre al contrario, entonces mejor menos relleno para evitar que se rompa.

Empanada Mallorquina Vegana

      1. Ahora solo faltará colocar la tapa de la empanada y darle la forma de “sierra”. Recordad hacerle unos agujeros a la masa para que respire y no explote en el horno 😛

Empanada Mallorquina Vegana

      1. Cuando tengáis casi la mitad de las empanadas hechas, sería el momento de precalentar el horno a 180º C.
      2. Una vez hechas todas las empanadas y con el horno listo, solo quedará hornearlas! Colocaremos las empanadas en el horno a 180º durante 40-45 minutos aprox., con la opción Arriba-Abajo si la tenéis. Cuando se empiecen a dorar significará que están listas!

Ya lo tenemos chic@s! Si la dejáis enfriar o incluso la coméis al día siguiente estará todavía más rica os lo aseguro!

Empanada Mallorquina Vegana

Como veis, yo no me he podido resistir y ya le he hincado el diente! 😛

Nos vemos en la próxima receta 😉

,

Coca Mallorquina Gluten Free | Reversionando una Receta Tradicional

Holaa de nuevo!!! Si si, ya sé que he estado desaparecido en combate, pero quería aprovechar las vacaciones para precisamente eso, desconectar lo máximo posible 😀 Como han ido las vuestras?? O todavía estáis en ellas? Que envidia! 😛 Las mías se me hicieron muy cortas, será por eso que dicen que cuando estás disfrutando el tiempo vuela jejeje

La verdad es que disfrutamos mucho mi chica y yo viajando por el Norte de España, visitando Galicia, Asturias, Cantabria y Euskadi. Allí poca cosa pudimos degustar, pero si que me dieron ideas para poder reversionar recetas tradicionales a una versión vegetariana/vegana y más saludable 😉

Ahora mismo estaréis diciendo, peró a ver Víctor, que rollo nos estás contando del Norte de España, Galicia, etc. si el título pone Coca Mallorquina… Tranquilos! Todo tiene una explicación jejeje Resulta que 1 semana de las vacaciones la pasamos en Asturias, dónde viven los padres de mi chica. Uno de los días que comimos con ellos, su padre, que es mallorquín y además comparte la pasión por la cocina y las recetas como yo, nos hizo una especie de pizza con verduras con una masa muy fina y crujiente que me encantó! Así que le pedí la receta para reversionarla a una opción más saludable, ya que la harina que usaba era harina refinada de trigo y ya sabéis que no es la mejor opción no? 😉

Se me ocurrió entonces usar harina de trigo sarraceno, ya que no contiene gluten y es bastante elástica como las masas que contienen gluten, lo que facilita el poder estirarla bien sin que se quiebre.

buckwheat-1641941_1920

Aunque no se trata de un cereal concebido en sí mismo, el trigo sarraceno, también conocido como alforfón, puede ser considerado de hecho como tal, debido principalmente a que se asemeja en sus valores nutricionales. Es un pseudocereal con una riqueza inusual de nutrientes, comparado con otros cereales y con la ventaja de no contener gluten, entre los que destacan:

Más proteína que otros cereales

El trigo sarraceno posee proteína de alto valor biológico, es decir, proteína con una cantidad suficiente de aminoácidos esenciales. El trigo sarraceno contiene todos los aminoácidos esenciales, entre los que destacan particularmente la metionina y la lisina, que son aminoácidos deficitarios en las legumbres y los cereales, respectivamente.

No contiene gluten

El trigo sarraceno es uno de los pocos cereales (junto con el arroz y la quinoa) que no contiene gluten. Cada vez más se oye hablar que el gluten contenido en el tan consumido trigo, no solo es extremadamente perjudicial en el caso de personas celíacas, sino en todo tipo de personas, pues produce importantes trastornos en el intestino que, de manera indirecta, causa enfermedades en todo el organismo, sobre todo enfermedades de carácter inflamatorio (dermatitis, artritis, etc), por todo eso, mejor evitarlo 😉

Hidratos de carbono complejos

Hay dos tipos de azúcares en la dieta, los que nos perjudican (de rápida absorción) y los que nos benefician (lo de absorción lenta). Los azúcares de los dulces, bollos, repostería etc, son rápidamente absorbidos por el organismo descompensando los niveles de azúcar en sangre y generando todo tipo de trastornos, además de obesidad. Sin embargo, los sacáridos de absorción lenta (presentes fundamentalmente en las legumbres, los cereales y todo tipo de verduras) son paulatinamente absorbidos y regulados por el organismo y son la fuente más eficiente de energía. El trigo sarraceno, al igual que otros cereales, es rico en fibra, un tipo de carbohidrato que nuestro cuerpo no puede digerir y que sirve como cepillo limpiador de los intestinos.

Otras propiedades destacadas

Además, el trigo sarraceno posee algunas vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales muy importantes. El trigo sarraceno es el único cereal que contiene vitamina P, esencial para el corazón y la salud cardiovascular. También vitamina E, colina, vitaminas del grupo B y ácido linoléico (Omega 6). En cuanto a minerales, destaca su contenido en calcio, azufre, zinc, magnesio, fósforo y potasio.

Beneficios del trigo sarraceno en la salud

Salud del corazón y las arterias

Gracias a sus ácidos grasos esenciales (omega 6) y la vitamina P, el trigo sarraceno es un alimento recomendado en una dieta para la salud del corazón y las arterias. También en caso de hipertensión, varices, flebitis, etc.

Ayuda para el intestino

Al igual que todos los cereales, por su gran aporte de fibra, el trigo sarraceno está recomendado en caso de estreñimiento y para mantener en buen estado la flora intestinal.

Prevención y tratamiento de la obesidad

Su tipo de fibra particular, la fagomina, está recomendada para saciar en caso de obesidad según un estudio realizado en 2005

Regula el colesterol

El trigo sarraceno ayuda a regular los niveles de colesterol y triglicéridos, gracias a su aporte de ácidos grasos esenciales y a la rutina, un flavonoide que ayuda a mantener los niveles de colesterol bajos y a controlar la hipertensión.

Ideal para la diabetes

El trigo sarraceno es uno de los cereales más recomendados para controlar la diabetes y regular los niveles de azúcar en sangre gracias a a la fagomina, un potente inhibidor de la absorción intestinal de los hidratos de carbono, su administración disminuye el índice glucémico de los alimentos y consecuentemente reduce el apetito.

Mejora tu estado de ánimo

Gracias a su riqueza en carbohidratos y junto con las vitaminas del grupo B (especialmente rico en niacina), ayudan al cuerpo a absorber y utilizar eficientemente estos carbohidratos y nutrientes esenciales para el sistema nervioso.

Otro nutriente necesario para el buen funcionamiento cerebrales es la lisina, aminoácido deficitario en los cereales. También el magnesio tiene función relajadora muscular.

Sustituyendo el consumo de arroz o otros cereales por el Trigo sarraceno aumentará el aporte de estos nutrientes, y nos ayudarán a que funcione mejor la mente y el sistema nervioso.

Por estos motivos, el trigo sarraceno puede ser muy recomendable para personas con estrés, ansiedad, depresión, ansias por el dulce, épocas de exámenes, cansancio o situaciones de alto desgaste mental o físico.

Alimento Yang

El trigo sarraceno está considerado en la cocina macrobiótica como el cereal más yang (calor, fuerza, movimiento), lo que lo hace ideal en caso de trastornos yin (delgadez, cansancio, frío, etc).

Así que ya sabéis! La próxima vez que penséis en una pizza o en una coca, optar por este cereal antes que el Trigo común, vuestro cuerpo os lo agradecerá 😉


Coca Mallorquina Gluten Free

Tipo de receta: Plato principal
Tiempo de preparación: 15 mins | Tiempo de horno: 45 mins | Tiempo Total: 1 h
Ración: 2-3 personas

Ingredientes:
Para la base:

  • 300 g Harina de Trigo Sarraceno
  • 150 g Agua
  • 125 g Aceite de Oliva
  • 1/2 c Sal

DSC_0002

Para el relleno:

  • 1 Pimiento Rojo
  • 1 Pimientos Verde
  • 2 Tomates medianos
  • 2 Cebollas medianas
  • 1 c Pimentón
  • 1/2 c Pimienta
  • Sal al gusto

DSC_0003

Pasos:

    1. Precalentar el Horno a 180º
    2. Mezclar en un bol el Aceite, el Agua.
    3. Mezclar en otro bol la Harina con la Sal
    4. Agregar poco a poco la Harina a la mezcla líquida y remover hasta obtener una masa suave.
    5. Una vez tenemos nuestra bola de masa, la dejamos reposar mientras cortamos las verduras.
    6. Cortamos todas las verduras en tiras finas, una vez las tenemos todas cortadas, las mezclamos todas en un bol con el Aceite, la Sal, la Pimienta y el Pimentón y lo dejamos reposando.
    7. Volvemos a la masa, cogemos nuestra bola y la estiramos sobre la placa de horno, procurar que quede bien estirada y fina la masa. Pinchar la masa estirada con un tenedor para evitar que se bombe.

DSC_0004

  1. Colocar la Masa en el horno a 180º durante 15 minutos aprox., con la opción Arriba-Abajo si la tenéis.
  2. Pasados los 15 minutos, sacamos la masa y repartimos las verduras por encima y la volvemos a colocar en el horno durante 30 minutos aprox. o hasta que veamos que la masa se empiece a dorar.

Ya lo tenemos chic@s! Si la dejáis enfriar o incluso la coméis al día siguiente estará todavía más rica os lo aseguro!

Como dirían en ‘Ses Illes’ Bon prou! Nos vemos en la próxima receta 😉

DSC_0007

Nota: Dar las gracias a Juan por compartir conmigo esta receta e inspirarme a hacerla 🙂 La verdad es que cuando la hicimos, hasta mi chica que está ‘harta’ de comer coca mallorquina de su padre dijo “si sabe igual! es igualita que la de mi Pa” jejeje