Hola a tod@s!

El otro día una seguidora me hacía llegar su interés por la alimentación Crudivegana, así que me puse manos a la obra para haceros llegar este artículo donde os daré unas pinceladas sobre que es, que comer y sus beneficios, estáis listos? Vamos allá! 😉

¿Qué es el Crudiveganismo?

Crudiveganismo es una filosofía de vida que se basa en la alimentación cruda y en una conciencia global de las relaciones entre todos los seres vivos, que involucra a los seres humanos como parte de la existencia total y que propone que para conseguir y mantener el mundo saludable lo mejor es el consumo de alimentos crudos.

¿Y la alimentación Crudivegana?

La alimentación Crudivegana, también llamada Raw Food o Comida Viva, consiste en alimentarse de vegetales tal y como la madre Naturaleza nos brinda, es decir, al natural, sin cocinar y ecológicos.

El cocinar destruye las enzimas y se pierden parte de los nutrientes de los alimentos. Por este motivo, en este tipo de alimentación los alimentos no son calentados por encima de 46.7 °C, ya que a partir de esa temperatura se dice que empieza el proceso de pérdida de enzimas y nutrientes.

Otro punto clave en este tipo de alimentación es el activado de Semillas y Frutos Secos a través de un remojo en Agua antes de consumirlos. Este remojo en agua hace que la planta inicie el proceso de germinación y por consiguiente, modifique químicamente su estado latente a estado vivo.

Las semillas y frutos secos contienen antinutrientes, tóxicos naturales (como el ácido fítico y los taninos) que son la defensa de la semilla contra sus depredadores (pájaros, roedores, etc). Estos antinutrientes hacen que tengamos dificultades a la hora de absorber sus nutrientes y pueden provocarnos digestiones pesadas. Al activarlas, estos antinutrientes pasan al agua de remojo, mientras en la semilla, comienzan a suceder procesos enzimáticos, que resultan positivos para nosotros, ya que potencian el contenido nutricional de la semilla.

Este tema puede dar para otro artículo perfectamente, de momento os dejo un enlace con más información por si os interesa 😉 más info

Así tenemos que esta alimentación se basa en el consumo de frutas, verduras, hortalizas, raíces, frutos secos, semillas, algas y germinados. También se pueden comer alimentos deshidratados, ya que a menos de 42 °C se conservan intactas sus propiedades.

¿Qué alimentos no incluye?

La alimentación Crudivegana no contempla esos alimentos que contienen sustancias químicas, son anti fisiológicos para el ser humano y por tanto producen toxinas en nuestro organismo, entre estos encontramos los siguientes:

– Los cocinados por encima de 42 °C

– Los de origen animal incluyendo huevos, lácteos y derivados

Envasados y procesados

– Refinados como azúcares, harinas y sal

Cereales y legumbres (excepto si se germinan)

Transgénicos

Alcohol

¿Qué puedo comer?

Mi recomendación siempre es comer lo más simple posible. Lo ideal por lo tanto, son monocomidas, es decir ingerir un solo alimento para favorecer la digestión y la absorción de nutrientes. Yo normalmente ceno fruta sola, en verano todavía es más fácil ya que me suelo pasar las noches de verano cenando Sandía o Melón.

No pasa nada si comemos algo cocinado, idealmente que no sea más del 30% de la dieta. Podemos comer Cereales Integrales (Arroz, Avena, Quinoa, Mijo, Trigo Sarraceno), Legumbres o Verduras al vapor. Yo, por ejemplo, suelo desayunar un buen bol de Cereales con su respectiva Leche Vegetal, eso me sirve para llenar el ‘tanque’ de combustible y tirar 4-5 horas bien buenas hasta la hora de comer 😀

Ahora bien, ser Crudivegano, igual que Vegano o Vegetariano, no es sinónimo de estar bien alimentado. El principal error que se comete es la cantidad de Grasa que se ingiere procedente de los Frutos Secos, Semillas o postres con Cacao. Tenemos que basar nuestra dieta en la Fruta, por su cantidad de carbohidratos simples y de nutrientes. Yo apuesto por un balance 80% Hidratos, 10% Proteínas y 10% Grasas, es decir en torno a un 70% de Frutas, 20% Vegetales de Hoja Verde y 10% Frutos Secos, Semillas, Aceite o Aguacate.

Consejos

– Intentar consumir alimentos ecológicos y de proximidad para evitar así pesticidas, químicos, transgénicos y demás productos nocivos para la salud y para el Planeta.

– Realizar 3 Comidas al día, como dice el dicho “Desayunar como un Rey, Comer como un Príncipe y Cenar como un Pobre“, esto es, ir de más a menos cantidad.

Comer variado a lo largo de la semana, para obtener los diferentes aportes nutricionales que cada verdura nos aporta.

– Si salimos a cenar o tomar algo, intentar comer lo más ligero posible. Para beber pedir agua con limón o infusiones.

Comer tranquilamente y masticar bien la comida, la buena digestión empieza en la boca.

– Practicar al menos 30 minutos de ejercicio al día. Nadar, correr, ir en bici, lo que os guste i divierta más.

– Ingerir la suficiente cantidad de calorías, cada persona es un mundo, dependerá de la actividad física y el metabolismo de cada uno, orientativamente para una mujer serían unas 2.000 calorías al día, mientras que para un hombre serían unas 2.500 al día.

– Podemos empezar con un ayuno depurativo a base de zumos verdes para preparar el organismo a la alimentación cruda.

– En cuanto a aparatos de cocina que se utilizan tenemos las batidoras de vaso para preparar los zumos, sopas y cremas, las picadoras o procesadores de alimentos para mezclar bien las bases o masas de las preparaciones. Si se quiere ir más allá, también podríamos usar un deshidratador con el que preparar crackers, frutas deshidratadas y demás. En la cocina crudivegana, aunque parezca mentira, las posibilidades son infinitas, solo hace falta un poco de imaginación y creatividad 😉

Preguntas típicas

¿Estaré bien nutrido?

Precisamente al eliminar las calorías vacías de nuestra alimentación, y tomar los alimentos sin cocinar, vamos a estar mucho mejor nutridos. En los vegetales están todos los nutrientes que necesitamos y son de fácil asimilación. Para saber si estamos bien alimentados, no hay que medir en términos de macronutrientes, sino de micronutrientes, cuya fuente más abundante son los vegetales. Aquí os comento los nutrientes principales que necesitamos:

Proteínas (Aminoácidos): Chía, Alpiste, Maca, Cáñamo, Espirulina, Germinados, Chlorella, Aguacate, Brócoli, Col Kale, Espinacas…

Hierro: Col Kale, Germinados, Sésamo, Espinaca, Remolacha, Espirulina, Chlorella, Cacao Crudo. Importante tomar alimentos con vitamina C para asimilarlo (Cítricos, Tomate, Pimiento…)

Calcio: Sésamo, Brotes de Alfalfa, Brócoli, Col Kale, Almendras…

Ácidos grasos: Almendras, Aguacate, Nueces, Sésamo, Chía, Lino…

Vitamina B12: Esta Vitamina es producida por el propio ser humano gracias a bacterias presentes en la tierra, el agua, en la superficie de las frutas y las verduras. Sin embargo ahora la tierra al estar empobrecida los vegetales ya no tienen estas bacterias, y por tanto muchas personas no pueden producir B12. Hay tanto vegetarianos como omnívoros con deficiencia de B12, por lo que lo mejor es hacernos análisis y si fuese necesario suplementar.

Magnesio: Semillas de Calabaza, Girasol, Sésamo, Almendras, Nueces, Acelgas, Espinacas…

Potasio: Sésamo, Nueces, Plátanos, Acelgas, Dátiles…

¿Es normal adelgazar?

Si se tiene exceso de peso, lo vamos a perder. Un cuerpo sano es delgado de por si, la grasa acumulada es una señal de que estamos llevando una mala alimentación. Además vamos a eliminar muchos líquidos que nos harán perder peso desde la primera semana.

¿De dónde obtenemos las proteínas?

Todas las proteínas y aminoácidos que nuestro cuerpo necesita se encuentran en los Vegetales (Hoja Verde, Algas, Germinados y Semillas).
Es un error pensar que necesitamos más de un 10% de proteínas. Si se practica deporte, la masa muscular no se ve afectada, al contrario. Hay muchos ejemplos de deportistas y culturistas crudiveganos que dan buena fe de ello ejemplo

¿Y si tenemos antojos?

Los antojos precisamente se producen por acostumbrar a nuestro cuerpo a tomar azúcar, grasas e hidratos simples provenientes de los cereales o harinas refinadas. Son como una “droga”, cuando nos limpiamos de ellos, la ansiedad desaparece. También hemos de ver que hay detrás de estos antojos, ya que muchos suelen tener causas emocionales y usan la comida como una vía de escape, como el tabaco o el alcohol.

¿Y la leche?

Ya hay varios estudios que demuestran que tomar leche de vaca no es lo más idónea para nosotros. Entre sus efectos negativos encontramos la mucosidad, la alergia, hormonas y bacterias, osteoporosis (si si, has leído bien, lo que nos han dicho que es el alimento que lo previene es el que lo provoca al final) … no entraré mucho en detalles, ya prepararé un artículo al respecto 😉

Para sustituirla podemos usar Leches vegetales, las hay de Semillas y de Cereales. Entre mis preferidas están la de Arroz y Coco, la de Mijo y la de Arroz y Almendra, a cada cual más dulce y sabrosa 😛 Fijaros bien por eso que no lleven ningún tipo de azúcar o sucedáneo añadido (siropes, melazas, …), os prometo que no les hacen falta, al natural están ríquisimas 😉

Espero haberos ayudado y aclarado algunas de vuestras dudas, y haber aportado algo de luz en este tema para que podáis adentraros vosotros mismos en este camino a una alimentación más sana y consciente 🙂

Salud!

2 comentarios
  1. itziar
    itziar Dice:

    Holaaa de nuevo!acabo de leer el articulo!es mas simple de lo que creia!me interesa mucho ir intorduciendo este tipo de alimentacion!
    El tema de los lácteos yo ya los deje hace 4 años ya!y note muchísima mejoría tanto en la inflamación de vintre como en la mucosidad!ademas de que somos el unico animal que sigue bebiendo leche despues de destetarnos!y encima de otro animal!!realmente es antinatural!
    Enfin!!!muchas gracias por el artículo!!

    Responder
    • vlavilla
      vlavilla Dice:

      Hola Itziar! Me alegro que te haya gustado el artículo 🙂 Bien hecho en el tema de los lácteos! La verdad es que, como bien dices, cuando los dejas notas un buen cambio de salud 😉

      Gracias por tu comentario!

      ¡Besos y abrazos!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *